RECORDAMOS AL INSUPERABLE AMERICO SIGNORELLI: “El vestuario es un confesionario o es un quilombo”

Por Yalis Fontes

Américo Signorelli falleció este ultimo jueves del 2019 a los 85 años dejando un legado intransferible: ser el creador del trabajo desde vestuarios en las transmisiones de fútbol por radio en Uruguay.

Y fue insuperable durante más de cinco décadas.


ENTRELINEAS dialogó hace un tiempo con este personaje irrepetible y nos contó su historia, que arranca en el 61 cuando Heber Pintos, relator de Oriental fue a comprar unas camisas a la Cooperativa de Hacienda y Américo se le apersonó para decirle que tenía una idea para su trabajo radial que lo iba a emparejar con el uno indiscutible de esa época Carlos Solé.

Heber Pintos la aceptó y ahí comenzó la leyenda.


-“No había nadie haciendo vestuarios, no existía ese trabajo.

Yo lo copié de una radio brasileña, se lo dije a Heber y después me fue muy bien, gracias a eso logré lo que yo quería: conseguir un laburo”.

Uruguay ante Eslovenia fue la última vez que pisó un vestuario: -” 53 años adentro de un vestuario, vi todo, los mejores momentos de mi vida fueron esos…los mejores recuerdos los tengo en el vestuario”.


CONFESIONARIO O QUILOMBO

-“El vestuario es un confesionario o es un quilombo, lo que vos quieras decir”,sentencia.

-“Quilombo porque adentro de un vestuario se sabe todo, se ve todo, miras todo, aprendes todo.

Confesionario porque es la confesión, ahí entran los que van a ganar o de repente los que tienen  que copiar a los que quieren ganar…porque no todos los que entran al vestuario tienen mente ganadora…no todos son Lugano, ni William Martinez, ni Obdulio Varela ni el “Mono” Gambetta, entendés?”.

CÓDIGOS

-“En la vida hay códigos: si no los tienes sos un muerto que camina.

No tienen código de repente los gobernantes, los dirigentes. El jugador uruguayo tiene códigos, por algo triunfa en todas partes del mundo”.


También nos contó algunas anécdotas imperdibles de su carrera, como la vez que se disfrazó de limpiador , con gorrita amarilla y lampazo para entrar a nivel de cancha en el Maracaná.

Américo, como en los vestuarios, se confiesa a ENTRELINEAS : -“No llegué a 4º año de Escuela. Me di cuenta que la única chance que yo tenía era ser periodista deportivo, quería que la radio me nombrara, hacer un nombre para conseguir un laburo, y lo conseguí”, sostuvo este montevideano de pura cepa, de la Unión.


En el siguiente enlace ustedes pueden compartir la entrevista completa con un tipo querible, que se transformó en leyenda del periodismo nacional, Américo Signorelli.


Fue el uno en lo suyo y marcó una época.

El creador del trabajo desde vestuarios en las transmisiones de fútbol por radio en Uruguay, nada más ni nada menos.

Compartir
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter