ALEJANDO LIORET, DT del Palermo Campeón: “Lo anímico y lo humano de este grupo sacó adelante algo que para muchos era imposible”

Por Yalis Fontes

Todavía resuenan los ecos del Campeonato obtenido por Palermo a fines del año pasado.

Tres victorias clásicas, definitorias, en 15 días, ante el clásico rival, será algo que va a quedar en la mejor historia de Palermo y que se va a acrecentar con el paso de los años.

ENTRELINEAS dialogó con el Entrenador palermitano, Alejando Lioret, que reflexionó, con la tranquilidad que da el paso de las horas, sobre la conquista.

Ustedes pueden compartir la entrevista en el enlace de video, al píe de la página, pero les alcanzamos algunas frases destacadas del Técnico a modo de avance.

-“Es una alegría muy grande, era un desafío, era el objetivo de la Institución al comenzar.

El equipo salió campeón invicto. Jugamos este año 5 clásicos, un amistoso que lo ganamos y cuatro oficiales, que ganamos tres y empatamos uno.

Obviamente que ganarle esa cantidad de partidos al tradicional rival y más cuando es en instancias de definición es un plus y va a quedar marcado en todos nosotros, porque se hizo un esfuerzo muy grande, los jugadores dieron lo que tenían y más, porque estábamos realmente al límite…

La clave fue la parte humana, el grupo humano de Palermo respondió en todos los sentidos, después en lo futbolístico hay matices…la parte humana nos llena de orgullo porque trabajamos con gente leal, con jugadores sencillos, sinceros que se entregaron mil por mil a lo que le pedíamos.

Sabíamos que era difícil, pero es Palermo. Respetamos al rival con una mentalidad muy positiva, creo que el quiebre de esta serie eliminatoria se dio cuando pudimos ganar la final del Play Off que fue un envión anímico para afrontar lo que quedaba…

Lo anímico y lo humano de este grupo sacó adelante algo que para muchos era imposible.

Este equipo tenía un corazón enorme, no podían correr y sacaban fuerzas no sé de dónde, yo miraba desde afuera y ya no les podía gritar más, no podía exigir más …lo único que me compete por el esfuerzo que hicieron era pedirles, no exigirles, y ellos siempre tenían un poquito más y fue lo que los llevó a obtener el resultado”.

Compartir
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter